martes, 15 de diciembre de 2015

Tiempo de Esperanza

                            TIEMPO DE ESPERANZA TAMBIÉN PARA “NOSOTRAS”


El espíritu de la Navidad no es otro que el reconocimiento del valor de lo más profundo y hermoso que existe en la humanidad como es el Amor, éste es el núcleo principal que hace posible la verdadera relación humana en nuestra realidad.

La respuesta histórica de las mujeres “a la realidad” está marcada por una fuerte dimensión amorosa en la que “nosotras” por la educación recibida no nos incluimos en igual condición de necesidad, atención y cuidados que quienes demandan los nuestros. Al mismo tiempo, el reconocimiento desde nuestras experiencias y nuestro saber como mujeres, sigue estando devaluado porque se miden y valoran desde patrones de conocimientos androcéntricos y patriarcales.

Nuestra mirada y atención a quienes nos rodean tiene una dimensión integradora, no dualista, no fragmentadora de la realidad, esa mirada que tanto necesita el mundo, y es ancestral en nosotras las mujeres, porque sabemos mucho más de lo que está permitido reconocer.

       ¡¡ Que la Navidad nos incluya, también, a cada una de nosotras en “nosotras mismas”!!
                                                                    Feliz Navidad.

Mercedes López Herrera